3 aceites faciales que le hacen bien a cualquiera

En la búsqueda de cosmética natural para el apoyo de la piel, ya conoces mis favoritos que de hecho se vende en esta página y que fueron los que me inspiraron a iniciar todo esto de las redes sociales.


Tutare no solo tiene los 3 aceites famosos que siempre promuevo (mácula, renovador y humectación profunda), se complementa con más aceites de primera calidad, prensados en frío y orgánicos. Entre algunos de los aceites que maneja podemos encontrar : granada, chia, calabaza, argán, uva, jojoba, arroz... Pero HOY quiero platicarles de 3 : Frambuesa, rosa moqueta y cáñamo.



Estos aceites puedo decir que son amigables con todo tipo de piel. Puedes utilizarlos solos, mezclarlos entre sí o potencialidad tu aceite facial de siempre.


Según mi propia experiencia, te comparto para que sirve cada uno y cómo puedes utilizarlos.


ACEITE DE ROSA MOSQUETA


Es una fuente natural fantástica de ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6 - vitamina F) que ayudan con la regeneración, reparación y curación de la piel.




Es un ingrediente súper poderoso para reparar la piel dañada por quemaduras, heridas, daños después de la radiación (terapia), piel propensa al acné, piel con poros grandes, eczema y psoriasis.


También es uno de los mejores aceites anti-edad, ayuda a alisar arrugas, suavizar y humectar la piel pues contiene nutrientes como la vitamina E, que es conocida en todo el mundo del cuidado de la piel por su poderosa capacidad para combatir los radicales libres que causan arrugas prematura y la vitamina C que aumenta el colágeno de la piel, haciendo que la piel mantenga su elasticidad y flexibilidad.


Cómpralo siempre prensado en frío, extra virgen (sin refinar).


Debido a su contenido de vitamina K, el aceite de rosa mosqueta puede reducir considerablemente las ojeras. Combínalo con otros ingredientes que las atenúan para crear una fórmula aún más poderosa.


Usandolo en unas pocas gotas todas las noches, ayuda a emparejar el tono de la piel pigmentada con el tiempo. Además, acelera la regeneración de la piel con cicatrices. Se puede mezclar en manteca de karité y frotar profundamente en las cicatrices para ayudar a romper el tejido cicatricial y renovar la piel.



ACEITE DE SEMILLA DE FRAMBUESA


En lo personal, este aceite me ayuda a matificar la piel sin dejar una sensación de resequedad, es un must también por la protección solar que ofrece. Gracias a al maravilloso Omega 9 - ácido oléico; protege la piel del sol, penetra muy bien en la piel, promueve la cicatrización, reduce la inflamación y repara la piel y sella la humedad lo que lo hace ideal para piel seca


Debido a su composición, es uno de los aceites naturales superiores para la antiinflamación. Su contenido de vitamina A, vitamina E y ácidos grasos esenciales contribuyen notablemente para el cuidado de la piel, es decir, nutren y protegen. Los ácidos grasos linoleico y linolénico ayudarán a proteger la piel mientras se humecta.


Gracias a la vitamina A promueve un aumento de colágeno y beneficios antienvejecimiento.


Los antioxidantes del aceite de semilla de frambuesa lo hacen ideal para pieles sensibles y para personas con inflamación.

Gracias a al maravilloso Omega 9 -Ácido oléico; protege la piel del sol, penetra muy bien en la piel, promueve la cicatrización, reduce la inflamación y repara la piel y sella la humedad lo que lo hace ideal para piel seca. El ácido linoléico, conocido como Omega 6, es eficaz en la regeneración celular y nutrirá y protegerá sin ser demasiado pesado. También, esta presente el acido elágico, que previene las arrugas tempranas y aumenta la produccion natural de colageno y elastina de la piel, lo que hace que su rostro luzca más juvenil y firme. Además previene el cáncer de piel. Los fitoesteroles promueven la producción de colágeno nuevo, lo que lleva a una piel más saludable y de aspecto más joven.



ACEITE DE SEMILLA DE CÁÑAMO (HEMP)



Aceite suavizante, calmante y curativo que es rico en vitaminas, minerales y antioxidantes y ácidos grasos esenciales que incluyen omega 3 y 6 y GLA que ayuda a la piel a retener humedad, aumentar la capacidad de absorber oxígeno, aumentar la reparación de barrera y aliviar picazón o irritación (útil para tratar el eczema y la psoriasis).


Este aceite me deja una sensación interesante. Todavía no sé si la sensación es como de piel tirante o que de plano me "estire la piel" porque lo combino con mas aceites nutritivos y mi piel no se ve para nada reseca. Sin embargo es vital utilizar un tónico hidratante antes de cualquier aceite facial.

El cáñamo es capaz de penetrar profundamente en las capas de la piel, haciendo que la piel se vuelva más suave al mismo tiempo de humectarla,

tonificarla, alisando las arrugas, disminuyendo el cansancio, flacidez y los signos del envejecimiento.


Prefiere siempre un aceite que sea orgánico, prensado en frío y extra virgen para mantener los nutrientes intactos.

También, aprieta y contrae los poros grandes ya que, es un aceite "seco" con su consistencia ligera y fina, ayuda a tensar, tonificar y reafirmar la piel. Sus propiedades astringentes ayudan a minimizar los poros grandes.


Cabe mencionar que es una gran ventaja saber que tu piel no se aburrirá de utilizar los mismos productos siempre. Al contrario, al estar utilizando de manera continua varios aceites y combinarlos de manera distinta, permite que la piel esté constantemente activa y receptiva a todos los nutrientes que le regalas.


Si quieres conocer la gama de productos de esta línea, no dejes de visitar la tienda en línea, dando clic aquí


Nos vemos a la siguiente!! Y si tienes dudad, o quieres que hablemos de algún tema en particular, regístrate y mándame un mensaje.


Besos!!

26 vistas