Ayuda a tu cuerpo a regenerarse y recupera tu salud Parte II. Nutrición cutánea

"Así como no existe enfermo con buena digestión, tampoco hay enfermo con buen funcionamiento de la piel. Piel pálida y fría supone mucosas intestinales irritadas, afiebradas y congestionadas, vale decir, enfermas". Manuel Lazaeta

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, en un adulto promedio posee una superficie aproximada de 2 metros cuadrados y pesa alrededor de 5 kg. Está en permanente relación con los otros órganos del cuerpo, y es a través de ella que nuestro cuerpo nos revela disfunciones y malestares que nos afectan, así como también muestra nuestras emociones: traspiramos cuando estamos nerviosos, nos ponemos colorados si algo nos da vergüenza y hay emociones y estímulos que nos dan “piel de gallina”.

Se trata de un órgano vivo con capacidad de regenerarse, es impermeable, resistente y flexible, respira y se mantiene activo las 24 horas del día realizando todo tipo de acciones fundamentales para nuestro organismo, la piel es un órgano vital para el cuerpo humano.



BAÑOS DE AIRE, LUZ Y SOL

Baño de aire


La forma más sencilla de tomar el baño de aire es saltar de la cama con la menor ropa posible y frente a la ventana abierta del dormitorio, sin temer a las corrientes de aire, hacer flexiones acompañadas de respiraciones profundas y frotarse la piel con las manos a lo largo de todo el cuerpo durante el baño, que será de cinco a quince minutos, a lo menos.

Claro que en este punto habrá que cuidar que la ventana no de hacia los vecinos si no quieres terminar siendo viral en las redes sociales jajajaja. Además de que aquí entre nos, el dr, en su libro dice que estos baños se toman desnudos!

El efecto de este baño es fortificante y purificador y debiera practicarse diariamente, conviniendo especialmente a personas debilitadas y nerviosas.


Baño de luz y sol

La luz es el alimentos más sutil del sistema nervioso, siendo por tanto, elemento indispensable para nuestra salud, ya que nuestras funciones orgánicas son accionadas por los nervios. Con el mismo fervor con que debemos buscar a toda hora aire puro y fresco, debemos también exponernos continuamente a la luz y, especialmente, los enfermos deben mantener lleno de luz el dormitorio y en lo posible que este elemento entre directamente con el aire puro por amplia ventana abierta.


BAÑO DE LUZ Y SOL


El baño de luz se toma con la menor cantidad de ropa posible, al aire libre, bajo un árbol u otra sombra que permita la mayor cantidad de este agente, o en el mismo dormitorio con la ventana abierta y en condiciones análogas a las indicadas para el baño de aire. Con el baño de sol podemos obtener dos objetos principales. Como vitalizador, aprovechando directamente los rayos luminosos y como depurativo, su valor que nos permitirá eliminar transpirando.

Como vitalizador y nutritivo el baño de sol se tomará a cualquiera hora del día, con la debida precaución, prefiriéndose siempre las horas de la mañana en que su acción magnética y vivificante es más potente y su duración será desde algunos minutos hasta una hora, siendo muy beneficioso dormir al sol con la cabeza siempre a la sombra y el cuerpo cubierto con hojas verdes, sábana o manta para evitar la irritación de la piel. Si se transpira se hará frotación de agua fría a lo menos al finalizar la aplicación.

Como purificador o depurativo el baño de sol se aplicará entre las once y trece horas del día, cuando la acción del sol es más enérgica con sus rayos ultravioletas. Con la cabeza a la sombra, se expondrá al sol el cuerpo desnudo y cubierto con sábana o frazada blanca de lana para transpirar veinte a sesenta minutos, combinando con ablución de agua fría a todo el cuerpo cada cinco minutos. En todo caso, el baño terminará con otra ablución de agua fría o un baño de tronco. En esta forma esta aplicación constituye un verdadero Lavado de la Sangre.



¿Qué es el lavado de sangre? Según Manuel Lazaeta, con esta denominación designa la práctica más adecuada para conseguir la purificación del fluido vital, siempre más o menos alterado en todo enfermo.


Sabemos que el sistema nervioso es el motor que pone y mantiene en acción las funciones de nutrición y eliminación en que descansa todo el proceso vital. La energía nerviosa depende de la calidad de la sangre. Sangre pura mantiene nervios sanos y vigorosos


Sangre impura debilita la vitalidad nerviosa y, por tanto, deprime la actividad funcional del organismo, originando el estado de enfermo. Es decir, la sangre intoxicada paraliza la acción del sistema nervioso, las defensas orgánicas.

Halaré con más detalle del "lavado de sangre" en la siguiente publicación.



CAMINAR DESCALZOS

Aunque parezca una trivialidad, en realidad no es nada despreciable esta práctica. Consiste en caminar descalzos sobre la tierra, arena o césped, sobre todo cuando está húmedo por el rocío. Tiene un poderoso efecto tonificante y, según Lezaeta, "purifica expulsando por los pies materias malsanas al mismo tiempo que se facilitan corrientes magnéticas y eléctricas de la atmósfera y la tierra a través de nuestro cuerpo."

Aconsejaba pasear descalzos sobre el rocío del césped, por las mañanas, al salir el sol, caminando a paso vivo para estimular la circulación durante unos diez minutos.




Nos leemos en la siguiente publicación!! Recuerda que puedes suscribirte y enviarme preguntas o comentarios cuando quieras.


Bendiciones!!