Kombucha desde cero

Actualizado: 8 de may de 2019


¿Qué es la kombucha?

La kombucha es una bebida a base de té fermentado, ligeramente dulce y ácida que se logra mediante la acción sobre el té negro endulzado de bacterias y hongos semejantes a la levadura.





Históricamente se ha consumido en China, Rusia y Alemania aunque sus potenciales efectos positivos sobre el organismo han extendido su uso a todas partes del mundo con fines medicinales.

Igualmente, la kombucha posee vitaminas y minerales varios, entre los que destacan vitaminas del complejo B que nuestro cuerpo necesita para el funcionamiento del sistema nervioso y muscular, vitamina C, hierro, zinc, cobre y manganeso.



Los polifenoles y los microorganismos propios de esta bebida también pueden promover funciones digestivas y hepáticas, así como beneficiar la salud cardiovascular, tener actividad anti. estrés y hepatoprotectora


¿Qué es el Scoby?



Cuando buscamos información sobre kombucha es habitual, especialmente en páginas de habla inglesa, que nos hablen del scoby.

Scoby es un acrónimo de Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast, y se refiere al cultivo microbiano que permite fermentar el té. Scoby es una masa semi-gelatinosa donde conviven en armonía, de hecho se necesitan unos a otros (eso es un simbión, la simbiosis), bacterias y levaduras.

Esta masa nada en la superficie del envase o depósito dónde se fermenta el té y al estar en contacto con el aire por un lado y con el té azucarado por otro, puede tomar oxígeno por la superficie y fermentar el té y liberar microorganismos al medio líquido por el otro.


El scoby es el equivalente al cultivo de kéfir, sólo que este trabaja sumergido en el agua y el scoby flota en la superficie.




¿Cómo hago mi kombucha desde cero?


Hay dos maneras de realizarlo, una de ellas es:

Con una botella comercial de kombucha ya hecha, mezclada con una taza de té verde, negro o rojo y dos cucharadas soperas de azúcar, lo dejamos fermentar de siete a diez días sin mover en un frasco de cristal, en un lugar fresco y seco, de preferencia oscuro, pasado ese tiempo se empezará a formar una película transparente que es el principio de nuestro SCOBY, si la temperatura ambiente es cálida, puede ser que fermente más rápido y obtengas un cuerpo grueso y blanco que es tu SCOBY.


Si no tienes acceso a la kombucha comercial puedes hacer lo siguiente, es muy fácil, sólo necesitas tener todos tus frascos y utensilios muy limpios, sin usar lejía, de preferencia todo lavado con vinagre y esterilizados.


Pasos a seguir:


Hervimos un litro de agua, apagamos.


Agregamos de cuatro a cinco bolsitas de té negro o verde


Endulzamos con media taza de azúcar, de preferencia orgánica.


A continuación, apagamos el fuego y dejamos reposar durante 4 horas hasta alcanzar una temperatura ambiente.


Dejamos reposar en un lugar fresco, seco y oscuro de quince a veinte días sin mover. Si tus utensilios y manos estuvieron perfectamente limpios no habrá problemas de contaminación de tu cultivo, pero si vez manchitas blancas algodonosas o verdes negruzcas CUIDADO!, quiere decir que se ha contaminado y tendrás que empezar nuevamente tu cultivo.


Más adelante hablaremos de segundas fermentaciones y sabores de kombucha para hacer más interesante tu bebida probiótica. 😁


Si ya la haces tú, compártenos cuál es tu sabor favorito!? Y cómo lo preparas?