Probióticos. ¿Qué son y por qué deberías consumirlos diariamente?


Si eres de los que se la pasa con la panza inflamada, con la piel llena de brotes, inflamación, rojeces.... y los ojos todos rojos por las alergias, es hora de tomar probióticos.




Probióticos. La palabra probiótico deriva del griego "pro-vida", es decir "a favor de la vida", en oposición al término antibiótico puesto a la luz previamente y que significa "contra la vida". Te comparto la receta de un Chucrut (souerkraut) básico pero rico y lleno de probióticos al final de la publicación.


Entrando en materia


Sabías que algunos desórdenes nerviosos se deben a un desequilibrio en la mricrobiota intestinal?


La ansiedad se relaciona directamente (no únicamente) con ella, por ejemplo.

Nuestro tracto intestinal es un microsistema muy complejo de microorganismos, llamado microbiota, que está en contacto con el medio externo a través de la dieta.


En nuestro aparato digestivo hay unos 100 billones de gérmenes, compuestos por unas 400 especies diferentes de microorganismos que viven y conviven con nosotros en beneficio mútuo para nuestra salud.

Las bacterias que residen en nuestro intestino reciben un flujo constante de nutrientes (nuestros alimentos), tienen una temperatura estable y un lugar donde desarrollarse. Unas bacterias son beneficiosas mientras que otras son patógenas. Estas últimas son las causantes de las intoxicaciones alimentarias. Las bacterias beneficiosas generan ácido láctico o acético y disminuyen el pH del medio en el intestino grueso. Este medio ácido permite que las bacterias patógenas no superen a las beneficiosas.


Como en todo, nuestra salud es cuestión de equilibrio y nuestra flora intestinal puede descompensarse muy fácilmente. Situaciones estresantes, cambios hormonales, no comer a tus horas, mascar mucho chicle o el consumo de antibióticos son solo algunas de las cosas que pueden desequilibrar nuestra microbiota.


Los probióticos son esenciales para nuestro sistema digestivo y también favorecen nuestra salud en general. Los probióticos contribuyen a mantener la cantidad óptima de bacterias necesarias para nuestra salud.


Tómalos si…

  • Tienes cambios de humor fuertes o te sientes bajoneado.

  • Si eres de los que se la pasa con la panza inflamada,Resulta que la serotonina es directamente influenciada por lo que sucede en el intestino

  • Tu piel no se ve sana (irritada, opaca o tiene brotes de acné)

  • Tienes muchas alergias

  • Tomas muchos antibióticos, analgésicos o pastillas anticonceptivas


Tómalos también si eres vanidos@.



El consumo prolongado ayuda a envejecer con un poco más de dignidad porque desinflaman y ayudan a controlar el acné; aumentan la producción de colágeno, unifican el tono de la piel, eliminan rastros de estrés y cansancio en la piel.



No los tomes si…

  • Estás tomando alguna medicina que se contraponga a los probióticos

  • Después de alguna cirugía mayor, por ejemplo un trasplante, es mejor que no llenes de bacterias tu cuerpo

Más o menos un 80% de estos microorganismos reside en nuestro colon, si estás saludable. Los adultos tienen aproximadamente 400 especies diferentes de buenas cadenas de bacterias en el tracto digestivo. Estas son bacterias saludables que se encuentran en los alimentos y suplementos dietéticos. Estos restauran y equilibran estas buenas bacterias en nuestro cuerpo, puede: perder peso, mejorar su piel y belleza, restaurar la energía y desempeñar un papel importante en la longevidad.

En resumen, los probióticos sirven para

  • Mejorar la síntesis de vitaminas, especialmente la de vitamina B.

  • Mejorar la función del hígado.

  • Mejorar la resistencia a las alergias.

  • Si tienes problemas gástricos, te ayuda a mejorar la absorción de nutrientes.

  • Aumenta tus niveles de energía.

  • Ayuda a eliminar la hinchazón y la acidez estomacal.

  • Te hace más resistente a las enfermedades.

Comparte con aquellos que tengan problemas digestivos, te lo agradecerán :)