Tuve el hígado necrótico y esta planta me salvó.

Hoy les quiero platicar sobre una experiencia que tuve hace algunos años que me llevó a tener un hígado necrótico.... si, se siente igual de feo que como se escucha.

Comenzó todo con un terrible malestar general, muchísimo sueño todo el tiempo, un oído tapado, el hombro contracturado nivel Hulk y vértigo. Después evolucionó y me empezaron a salir bolas en la cabeza... la verdad, en el fondo me estaba empezando a despedir del mundo 🙈, los médicos no daban con la causa de mi malestar, hasta la aparición de las bolas en la cabeza que, eran ganglios linfáticos inflamados y muy dolorosos. Por fin me dijeron qué tenía, estaba experimentando el virus de Epstein Bar o mejor conocido como el virus del beso o mononucleosis.




El virus de Epstein-Barr (abreviado VEB) es un virus de la familia de los herpesvirus (familia que también incluye el virus del herpes simple y el citomegalovirus). Es la mayor causa de la mononucleosis aguda infecciosa, síndrome común caracterizado por fiebre, garganta irritada, fatiga extrema y ganglios linfáticos inflamados. La infección por el virus de Epstein-Barr se da en todo el mundo.

El tratamiento de la mononucleosis infecciosa consiste en reposo y alivio del malestar. No es recomendable que los pacientes ingieran ibuprofeno ya que puede provocar hemorragias internas. Debido a una posible inflamación del bazo e hígado, debe evitarse un exceso de actividad física durante el primer mes para prevenir la posibilidad de una rotura esplénica.



Bueno, después de los datos duros, prosigo. El peor cuadro de síntomas me ocurrió de vacaciones en Vallarta, por fortuna, frente al hotel había un hospital al que acudí y me inyectaron un relajante muscular por la tremenda contractura que no me dejaba mover, me dieron algunas indicaciones de cuidado y me enviaron al ortopedista para checar mis cervicales que por la contractura estaban en pésimo estado.


Me fui a buscar al centro de la ciudad a un ortopedista , le platiqué mi caso, me revisó y vio mis radiografías, finalmente me recetó varias cosas, entre ellas IBUPROFENO!! (Mismo que claramente no se recomienda en estos casos)

Un día después me sentía mucho mejor, podía mover mi cabeza un poco más y me sentía un poco mas lúcida (porque de verdad te sientes como sustraída de la realidad con este virus feo). Así estuve por alrededor de 2 días.

Cual va siendo mi sorpresa que por ahí del segundo o tercer día , comencé a notar pequeñas marchitas rojas por todo mi cuerpo....lo que me faltaba!!!(pensé que había desarrollado alergia a la arena🙈😅)



Llame al ortopedista y me dijo que suspendiera la medicina. Total, regresé todavía comprometida de salud a casa y fui de nuevo al hospital. Me mandaron a hacer estudios para ver el estado del virus en mi organismo... Pero aproveche para hacerme un estudio de sangre lo mas general posible. Fue ahí donde me alarmé cuando vi las transaminasas alarmantemente altas, mi hígado estaba necrótico.

Es decir que posiblemente si no hubiera tenido la iniciativa de hacerme un estudio más general de sangre.... la cosa se hubiera puesto todavía peor.

Entiendo y respeto profundamente a los médicos, pero honestamente he tenido algunas experiencias que me han hecho entender que la responsabilidad de mi salud es en primer lugar, mía.





Así que de nuevo, tome cartas en el asunto y me empecé a documentar. Entendí lo que había pasado. Este virus puede tardar hasta 3 meses en dar los primeros síntomas, sin embargo, tu hígado y bazo desde el primer momento están trabajando por erradicarlo. Ya de por sí el virus provoca inflamación del bazo y el hígado pero al tomar ibuprofeno, los lastime mucho más.



UNA LUZ EN EL TÚNEL


Comencé a buscar cosas naturales para desinflamar mi hígado y regenerarlo. Encontré el cardo mariano, pero, todavía más fregón, encontré información sobre una planta africana que lleva milenios utilizándose hasta para los mas graves padecimientos en el hígado : desmodium adscendens.




Aunque ya se había utilizado desde mucho tiempo atrás, no fue sino hasta principios de la década de 1960, que el médico francés Pierre Tubéry y su mujer, la doctora Anne-Marie Tubéry-Crauzes, mismos que ejercían la medicina en un dispensario en Camerún, dieron con un importante descubrimiento para la medicina universal. Y es que allí pudieron recoger el testimonio de varios europeos que se habían curado en pocas semanas tras sufrir hepatitis graves.

Con la ayuda de un enfermero camerunés, identificaron la planta que usaban los curanderos tradicionales, que no era ni más ni menos que el Desmodium adscendens.

Numerosos ensayos clínicos emprendidos en Francia, Inglaterra, Canadá y en algunos países del África ecuatorial confirmaron las propiedades de esta planta. Su capacidad para normalizar niveles elevados de enzimas del hígado. La acción relajante sobre las fibras musculares lisas. Sus propiedades broncodilatadoras y también antihistamínicas han sido probadas. (2)

La acción del desmodium adscendens es tan potente que no necesita otros aliados para ayudarte a desintoxicar y cuidar la salud de tu hígado.


Sabe amargo nivel fuera de este mundo... te soy honesta, casi imposible de beber, pero cuando un órgano como el hígado está en juego, lo tomaba hasta con cierto cariño.

El desmodium es una planta con demostrada ausencia de toxicidad. En dosis elevadas, podría ser levemente laxante.



Cómo tomar Desmodium en planta seca


La planta seca de desmodium se toma en decocción a lo largo del día.

Se hierve 1,5 l de agua y cuándo esté hirviendo, se añade en el agua 15 gr de esta planta seca molida (aproximadamente 1 ½ cucharada sopera). Espere a que vuelva a hervir, remueva un poco. Deje que hierva a fuego medio de 5 a 8 min. Apague el fuego y deje reposar 10 minutos antes de tomar.

Guarde el resto de infusión en una botella o recipiente de cristal cerrado y vaya tomando a lo largo del día en vez de agua. Preferiblemente con el estómago vacío. Si su horario no le permite tomarla poco a poco, puede tomar 3 o 4 vasos divididos en 4 horas diferentes.

Este preparado se oxida con rapidez por lo que conviene hacer la bebida a diario y no guardar de un día para otro.


Puedes conseguirla en varias tiendas online o en el pasaje herbolario que está a espaldas de la catedral en la ciudad de México.


Esta es una de las Tiendas online que la venden:

https://www.kichink.com/stores/proveeduria-de-herbolaria?fbclid=IwAR1gr6NPdiMm-ETuSW2y7QEAeRaRdxSj-IWhuxH39cq388GaZD4w47ss2tw&byp455=true